APRENDER A COMER CON PRÓTESIS DENTALES

GettingUsedToNewDentures_header1

A medida que se acostumbre a su nueva prótesis, encontrará que con un poco de tiempo y algo de paciencia, pronto podrá comenzar a disfrutar de nuevo de muchas de sus comidas favoritas. Lea nuestros principales consejos más adelante para ayudarle a comer cómodamente con su prótesis.

Lento y constante

Gracias a su nueva prótesis dental, a la hora de comer puede sentir la tentación de hacerlo sin restricciones. Sin embargo, le recomendamos comenzar por pequeñas porciones de alimentos blandos y evitar alimentos duros o que haya que masticar mucho. Gradualmente, a medida que recupere la confianza y su boca se adapte a la prótesis, podrá volver a tomar sus comidas favoritas sin problema.

Comenzar con alimentos más blandos

Incluya porciones regulares de alimentos blandos en su dieta para que le ayude a acostumbrarse a comer con su nueva prótesis, como por ejemplo:

-       Huevos

-       Pescado

-       Verduras cocinadas

-       Helado

Estos alimentos no ejercerán tanta presión en su boca al masticar, lo que significa que se sentirá más cómodo con la prótesis cuando se enfrente a sus comidas favoritas.

Ambos lados ahora

Trate de no masticar utilizando solo los dientes frontales, ya que podría desplazarse la prótesis. Mastique por igual con ambos lados para ayudar a que sus encías se acostumbren a la presión suave.

Cuando se sienta más seguro respecto a cómo comer con la prótesis dental, tendrá plena libertad para enfrentarse a comidas más difíciles, como frutas más duras y carne.

Soporte extra para su prótesis dental

Para estos alimentos más difíciles, pruebe un adhesivo para prótesis dentales que le dará esa tranquilidad añadida de que su prótesis permanecerá en su sitio. Estos fijadores no sólo proporcionan una fuerte sujeción todo el día durante un máximo de 12 horas, sino que también crean un sello que ayuda a evitar que se introduzcan alimentos entre la prótesis y las encías, lo que proporciona que se sienta más cómodo mientras se acostumbra a la nueva sensación.

Aprender a comer con prótesis dental es un pequeño paso que puede dar fácilmente en el camino que le lleva a disfrutar de cada bocado.