¿Cómo puedo evitar que las prótesis dentales me lastimen?

Una mujer dándole un beso a un bebé
Una mujer dándole un beso a un bebé

La colocación de nuevas prótesis dentales puede ayudarte a sentirte más confiado al sonreír, hablar y comer.
Inmediatamente después de la colocación de una nueva prótesis dental, es común experimentar cierta incomodidad, dado que puede llevar entre dos y cuatro semanas que las prótesis dentales se adapten bien a tus encías.
 

¿Qué puede causar dolor?

Es perfectamente normal que tus encías se sientan inflamadas al principio, a medida que te adaptás a tu prótesis dental. Sin embargo, si sigue causándote problemas, hablá con tu odontólogo.

Si no sentís que tu prótesis dental te queda tan bien como debería, puede que tengas que cambiarla, dado que un mal ajuste de la prótesis dental puede generar dolores en la boca o infecciones. Ajustes leves pueden lograr una gran diferencia.
Si las prótesis dentales quedan flojas, podés sentir incomodidad al comer y hablar, dado que los alimentos pueden quedar atrapados bajo la prótesis y hacer que se te irriten las encías.

¿Cómo se puede evitar esto?

Tu odontólogo podrá ofrecerte algunos métodos que podés probar para ayudarte a aliviar la incomodidad en las encías y hacer que te sientas auténtico otra vez.

Para ayudarte a evitar el dolor en la boca mientras comés, intentá masticar la comida despacio, dado que esto ayudará a tus encías a recuperarse por completo si la prótesis dental es nueva. También podes considerar usar un adhesivo para prótesis dentales, que ayuda a evitar que partículas de comida se introduzcan entre la prótesis y la encía generando irritación.

Tu odontólogo podrá aconsejarte sobre cómo adaptarte a usar una prótesis dental nueva durante el período de transición y asegurarte de que te quede lo más cómoda posible. Si estás sufriendo de incomodidad prolongada consultá con tu odontólogo. Podrá revisar tu prótesis dental y asegurarse de que se ajuste bien si la estás sintiendo incómoda.

Limpiar tus prótesis dentales diariamente te ayudará a eliminar bacterias y ayudará a que tus prótesis dentales sigan sintiéndose frescas. Es importante visitar con frecuencia a tu odontólogo, para que pueda revisar tus prótesis dentales y el resto de la boca, y pueda identificar cualquier problema.
 

Limpiar tu prótesis dental

Para ayudar a evitar el daño y mantener tu prótesis dental es importante llevar una rutina de limpieza diaria que te ayudará a asegurarte de que tu prótesis dental esté en la mejor condición posible. Las prótesis dentales son 10 veces más suaves que los dientes naturales y es por esto que requieren un cuidado especial. Limpiarlas con cepillo y crema dental puede rayarlas propiciando el crecimiento de hongos y bacterias. Por esto sugerimos utilizar las tabletas limpiadores Corega Tabs que eliminan el 99,9% de las bacterias que causan el mal olor* sin dañar la prótesis.

*en pruebas de laboratorio.