Comidas difíciles

Pareja comiendo una hamburguesa
Pareja comiendo una hamburguesa

Usar prótesis dentales nunca debe evitar que comas tus comidas favoritas, aunque es cierto que, mientras te acostumbrás a usar prótesis dentales, puede costarte comer ciertos alimentos. Pero rápidamente podrás volver a comer tus comidas favoritas.

Debés cuidarte con tus planes de comida y asegurarte de ir introduciendo comidas distintas de nuevo en la dieta, cuando estés listo. Debajo encontrarás más consejos sobre cómo comer con prótesis dentales.

Comidas calientes y frías

Mientras todavía te estás adaptando a tu prótesis dental, puede que te cueste sentir comidas particularmente calientes o frías en la boca. Probá darle tiempo suficiente para enfrentarte a la comida caliente o la taza de té o café, para asegurarte de que tu boca se sienta cómoda.

Comidas difíciles

Es importante modificar tus hábitos alimenticios mientras te acostumbrás a tu nueva prótesis dental. Puede que te resulte fácil probar comidas más blandas, como purés o sopas. También podés considerar evitar las comidas más duras y difíciles de masticar durante las primeras semanas, hasta que tu boca se acostumbre a la sensación de usar una prótesis dental. Tené cuidado con comidas como bifes, panes integrales, frutas secas y caramelos duros hasta que empieces a sentirte más cómodo masticando.

La primera vez que pruebes comidas duras, asegurate de cortarlas en trozos pequeños para que sean más fáciles de masticar. Acompañar las comidas duras con una bebida puede ayudar.

Es importante tomarte tu tiempo para acostumbrarte a la prótesis dental e introducir nuevas comidas a tu propio ritmo. Para lograr confianza y comodidad adicional, el adhesivo para prótesis dentales Corega puede ayudarte a evitar que ingresen partículas de comida entre la prótesis y la encía y te permitirá disfrutar de una variedad más amplia de tus comidas favoritas.