Guía para elegir una prótesis dental

Hombre con su nieta disfrutando del aire libre
Hombre con su nieta disfrutando del aire libre

Podes estar un poco asustado al recibir la noticia de tener que usar una prótesis dental, pero realmente puede cambiar tu vida para bien. Podrás comer todas las comidas que antes evitabas e incluso podrás volver a ser vos mismo al tener una sonrisa como si tuvieras tus dientes naturales.

Si tu odontólogo te sugiere usar una prótesis dental, vos querrás saber que pasará después. Aquí te presentamos una rápida mirada de lo que podrías enfrentar.


Paso 1

Extracción dental y cicatrización

Tu odontólogo necesitará evaluar tu condición dental actual para decidir sobre los pasos a seguir antes de sugerirte una prótesis dental. El tiempo para que sanen tus encías puede ser variable; realmente depende de cuantos dientes hayan sido extraídos.
 

Paso 2

Prótesis dental inmediata.

Tu odontólogo puede sugerir usar la prótesis dental el mismo día de la extracción de los dientes naturales. Una vez que tus dientes son extraídos, tus encías estarán sensibles mientras sanan. Es posible usar las prótesis dentales inmediatas mientras el proceso de sanación ocurre, sin causarte mayores molestias.
 

Paso 3

Tomando las impresiones de tu boca

Tu odontólogo tomará una impresión preliminar de tu boca para así fabricar tu nueva prótesis dental. En las siguientes visitas, continuará haciendo lo mismo para ajustar detalles.
 

Paso 4

Hora de elegir tus nuevos dientes

Vos querrás que tu nueva prótesis dental se vea igual a tus dientes naturales, pero sólo unas se verán mejor que otras. Tu odontólogo podrá ayudarte a decidir la forma, tamaño y color de los dientes que mejor te queden de acuerdo a la fisonomía de tu boca y la estética.

Si hay algo que no te haya gustado de tus dientes, puede que ahora sea el momento de cambiarlo. Tener un familiar o amigo para ayudarte a decidir puede ser bastante útil. Una vez que vos y tu odontólogo estén conformes con la nueva apariencia de tus dientes, entonces se puede terminar de hacer la prótesis dental.
 

Paso 5

El ajuste inicial

Este es el momento cuando vos probás por primera vez tu nueva prótesis dental; esta prótesis la vas a usar hasta la siguiente visita. Tu odontólogo realizará todos los ajustes para asegurar que se adapte bien y te quede cómoda. Vos podrás necesitar visitas adicionales para hacer lo necesario hasta que todo funcione correctamente.
 

Paso 6

Controles con tu odontólogo

Una vez que la prótesis dental es parte de tu vida diaria es importante ir a controles con tu odontólogo. Esto asegurará que tu salud bucal esté en excelentes condiciones y que vos estés aprovechando al máximo tu prótesis dental.

Razones para sonreír

Puede ser un poco decepcionante cuando tus dientes son extraídos para dar paso al uso de una prótesis dental, pero vos no estás solo. Hay millones de usuarios de prótesis dentales en todo el mundo y cada año se colocan prótesis dentales a miles de personas más para ayudarles a seguir comiendo y hablando con comodidad, y a mantener una sonrisa saludable. Aunque los primeros días usando una prótesis dental pueden ser difíciles mientras vos te adaptás es una oportunidad para pensar en todas las cosas que podrá hacer con sus nuevos dientes:

  • Mejor salud bucal

Sin los dientes enfermos que pueden contribuir a problemas de la salud bucal como el sangrado de encías e infecciones, los días y las noches interminables debido al dolor de dientes serán cosa del pasado.

  • Mejor apariencia física

Los dientes faltantes pueden ocasionar que tus músculos faciales se hundan, haciendo que te veas más viejo. Una prótesis parcial o puente proporciona el apoyo a los músculos faciales que necesitan para verse firmes y estables.

  • Mejor salud en general

Tu salud puede haberse afectado si cambió a una dieta de alimentos blandos, la cual no le proporcionó la alimentación que necesita. Con tu nueva prótesis ahora podés disfrutar de una mayor variedad de alimentos.

  • Mayor confianza

Con una nueva prótesis dental podes disfrutar del tiempo con tu familia y amigos sin esconder tu sonrisa ni sentirte avergonzado al reír.